Creo que existe un gran poder en las preguntas.

A medida que voy descubriendo como escritor lo que puedo y no puedo decir, siento que se desnuda ante el mundo una voz que nos invita a intimar en una honesta conversación con Mismo y Misma. Poco a poco ustedes se van acercando a mi en tímidos pero a veces provocativos intercambios de ideas, preguntas y respuestas.

Algunas continuan en mi mente por días o semanas, pensando en porqué hacemos lo que hacemos y porqué no hacemos lo que decimos.

Llevo poco más de un año intercambiando ideas con tres mujeres, quienes me ayudan a conocer un poco mejor la Iglesia Católica. Con la intención de cuidar los espacios íntimos de los que me acompañan, diremos que tomaré lo aprendido de estas tres espectaculares amigas y buscaré fundirlo entre las historias de los personajes que acompañan al Gran Leonardo. Leonardo, es mi personaje favorito en Buscando el Nirvana; mi primer libro, el cual aún no he publicado, pero estoy buscando talentos para lograrlo.

Así que, le llamaré Mary a una de ellas, en honar a Mary Poppins y a todo lo que este personaje representa para ella. A la más deslumbrante en belleza le llamaré Magdalena; y a esa amiga que lo puede todo, a esa Mujer Maravilla de la montaña le llamaré Diana.

Mary, Magdalena y Diana representan la mujer Católica Apostólica y Romana en esta Gran Conversación. Me disculpo por no pedir permiso, y me disculpo si de alguna forma ofendo; pero si fuese cierto que existe un juicio final después de la vida, y me van a preguntar que hice con los talentos que me entregaron al nacer; miraré a los ojos y diré:

-Tal vez no logré cambiar el mundo 🌎, pero este talento que ustedes me dieron, busqué compartirlo con los que practicaban el camino de las Virtudes.

En otras palabras, este esfuerzo, busca separarse del antagonismo, de nosotros versus ellos y del sólo yo tengo la razón. Yo creo que para poder cambiar el mundo de tanto dolor, tenemos que aprender a tener una gran conversación, eso incluye a la Iglesia en todos sus matices. Dicho esto, gracias a mis amigos y familiares Católicos que me han apoyado a conocer sus tradiciones y por su paciencia con este ser sintiente.

Te quiero hablar de Magdalena; quién es maestra de historia y resulta que el otro día le envié fotos de algunos de mis libros, 📚 en la que los autores hablan de Jesús. De ese hombre que vino a cambiar la historia del mundo y lo hizo. Pues resulta que Magdalena me dió las gracias 🙏 , siento que ella valoró mi gran entusiasmo por Jesús, al quien prefiero llamarle Yeshua de Nazaret; aunque me pidió que no le hablara más de él ya que ella prefiere sostenerse en la descripción de la Iglesia.

Respuestas similares he encontrado con mis amigos Testigos de Jehová, Evangelistas y otros. He realizado esfuerzos por intercambiar ideas con Cristianos, Católicos, Ateos y Judíos, con la intención de tener una Gran Conversación entre todos nosotros y todos ustedes. No estoy seguro 🤔del porqué estas reuniones aún no se han dado, pero me puedo imaginar que debe de existir algún tipo de conflicto o resistencia emocional y neuro-funcional. Especialmente cuando hablamos de forma lógica y racional, en relación a lo que creemos y no creemos que es Dios, el propósito de vida, el amor, la muerte, el perdón y nuestros valores éticos/morales.

Yo creo… ¡Yo espero!que este escrito te inspire a acompañarme en esta difícil pero importante conversación, y me des Share. Para que así, juntos podamos aprender a escucharnos y realizar que tenemos más en común que lo que nos separa.

Yo le debo mucho a este hombre, quién en una ocasión nos dijo:

“y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”.

…y aún cuando me falta mucho por genuinamente descubrir quién fue este hombre, me rehuso a no poder hablar libremente de él; ya que su promesa de buscar la verdad, nos guía a la ¡Libertad!