Este próximo 29 de septiembre de 2021, mi único hermano, menor; cumple 10 años de suicidarse. Generalmente me gusta describirlo como que escogió no vivir, ya que creo que las personas también tienen el derecho de escoger y realmente siempre escogemos. A veces escogemos continuar viviendo aunque estemos rotos por dentro y en otras ocasiones escogemos renunciar al fracaso, y en otras al éxito. A veces hemos perdido tanto que ya no tenemos NADA que perder y simplemente realizamos que lo que llamamos fracaso y éxito no es otra cosa más que una polaridad o un asunto de grados o caras diferentes de una misma moneda.
Creo que existe una Luz en esta idea que llamamos renunciar, y la podemos apreciar cuando vemos la luz dentro del fracaso. La misma es tan poderosa que nos puede lleva al SER y ESTAR, o el “SOY”.
… pero antes de llegar al tema del “soy” déjame lentamente elaborar la historia de como legué a comprender este estado de conciencia o Neuro-Flexibilidad; así que, te invito a que te suscribas a este Blog.

A medida que se acerca la fecha del suicido de mi hermano, me voy sintiendo triste; y ahora que estoy buscando la forma “empresarial” de esta Gran Conversación, miro mis resultados desde una forma no muy amistosa. Mezclando tristeza, juicio, apegos y otras plantas venenosas en un caldo que no me voy tomar.

Yo me rehuso a renunciar a esta idea de cambiar el mundo.

No sé porqué, pero simplemente no puedo renunciar a la idea de que podemos cambiar la historia del mundo mientras cambiamos nuestras vidas. Así que, quiero invitarte a que me acompañes a soñar para hacer un mundo 🌎 mejor. Uno en el que las personas no escojan quitarse la vida. Un mundo en el que genuinamente podamos ser felices, no solamente distraernos y pasarla bien. Soy un soñador y un visionario que busca inspirar o otros a comprender que la vida de cada uno de nosotros la podemos hacer contar para tener un mundo en el que la gente desee vivir.

Creo que podemos, tiene valor esforzarse.

En estos días borré la pizarra en un momento de frustración, liberé tooodas mis notas 📝 de los espejos y las eché en la caja de mis botas Caterpillar. Ya sabes para ponerme la falda se necesito unas buenas botas y buen perfume, porque la novia ya la tengo… 😊😅😃

Pero me pregunto si algún día finalmente lograré publicar mi libro 📚 ¿o será un sueño del que me agarro para no caerme!?. Me pregunto: ¿de que están los sueños? ¿Cuál es su fecha de expiración?! ¿Será que los sueños no tienen fecha de vencimiento?!
A medida que se acerca este décimo aniversario de la muerte de mi hermano me pregunto si he avanzado, si soy un mejor hombre; o si soy un mejor padre. Me pregunto si estoy honrando la Tierra 🌎 que me vió nacer y si tengo los méritos para merecer un lugar en este mundo 🌍. Hasta me pregunto: ¿qué pasa con esa sustancia sutil e invisible a la que llamamos ALMA?!